Bushido

Y el olvido se perdía en su mirada.
Ni la luz sombría, ni los lánguidos sonidos,
ni el movimiento danzante de unas manos, antes conocidas
pudieron hacerle recordar aquel viejo mundo
de guerras, batallas y conquistas.
Karen Alvarez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s