Dharma

En esta vida existe lo que se llama opciones. Puede que sea algo muy sencillo pero hasta las cosas más simples de la vida, cuestan de comprenderse. Para algunos más que para otros, claro.
No voy a hacer una exposición ni una defensa de lo que soy ni de lo que hago. Como muchas veces he dicho ya, las redes sociales son una extensión más de nuestra vida, y por ende, seguramente nos vamos a encontrar con las mismas cosas que en la vida 1.0
Soy muy consciente de que los contenidos que comparto no son del agrado de muchas personas. Sin ir más lejos facebook ha bloqueado hasta en tres ocasiones mi blog debido a denuncias por “contenido abusivo”
Mi blog es personal y lo que comparto son mis experiencias, mis sentimientos y las cosas que, o bien me motivan, o me parecen significativas. Exactamente igual hago con los contenidos que publico en redes sociales.
Lo interesante de facebook y de otros sitios en internet, es que uno puede elegir libremente que perfiles seguir, qué publicaciones decir que te gustan y qué contenidos comentar. Es así de simple. Si algo no es de tu agrado y no conectas con ello, buscas entre los 300 millones de usuarios que hay, algo con lo que sí te sientas identificado. ¡Simple!
El verdadero problema surge cuando uno, como en la vida misma, se encuentra en la red a personas que tienen algún tipo de enfermedad mental o psicopatía. Y es entonces cuando el principio del Dharma cobra su sentido más real.
Hay un dicho que reza “Una cosa es la humildad y otra muy diferente dejar que te humillen”.
Ayer me vi en la necesidad de hacer uso de ese Dharma o acción correcta y por primera vez bloqueé y denuncié a una persona en facebook.
Esta persona ya había hecho varios comentarios en algunas de mis publicaciones dónde me insultaba y denigraba. Soy de las que pienso que se puede dar una opinión y transmitir un desacuerdo sin necesidad de llegar a la ofensa. En un principio no hice nada porque pensé que cada cual es libre de dar su opinión, aunque esa sea decir en público que soy imbécil, entre otras cosas. Craso error por mi parte. Si ese Dharma, del que tanto me gusta hablar lo hubiese puesto en práctica en el mismo segundo que detecté las malas intenciones y formas en los argumentos de esta persona, seguramente me hubiese evitado un sufrimiento innecesario. No fue así y de todo se aprende.
Ayer, esta persona, no sólo volvió a insultarme en mi muro públicamente debido a lo molesto y fraudulentos, según su parecer, que son mis contenidos, sino que además publicó una serie de amenazas e insultos en otro perfil que tengo y en su propio muro, dónde animaba a todos sus amigos, los cuales sin conocerme no dudaron en descalificarme también, a denunciar mis pefiles de facebook y mi blog, haciendo pública mi url para facilitar tal denuncia.
Entre algunas de las delicadezas que me profirió dijo textualmente “Estas personas deben ser denunciadas, denigradas a más no poder, escupidas fuera de la Sociedad y sometidas a los peores castigos. Por hijos de la gran puta. Paletos. Irrespetuosos. Narcisistas. Engreídos. Débiles. Fanfarrones. Estúpidos. Subnormales. “
En mi otro perfil dejó estas otras perlas: “Me tendrás que bloquear aquí también, so paleta. Porque no pienso cerrar la boca ante la cantidad de basura que cuelgas en la red. ‘Oh, Karen, nos abriste los ojos’… ¡farsante! Que no debes tener ni el graduado escolar. Vienes a cuestionar la Ciencia cuando no debes saberte ni las tablas de multiplicar. Ah, y que te quede constancia de que estás denunciada y no sólo por una persona. Por colgar información falsa. Por corromper las mentes de las personas que ya de por sí estamos engañadas por los medios tradicionales. ¿Qué vienes a ofrecer tú? ¿Criterio e información veraz? No, tú vienes a contar cuentos y publicar vídeos de frikis iluminados. Repito: estás denunciada y no será la mía la única denuncia que tengas. Narcisista de CI<90. “
Lo único que puedo decir en mi defensa, si es que la necesito, es que soy como soy. Me interesan las cosas que me interesan. Pienso las cosas que pienso y comparto lo que soy. Si alguien se siente molesto con eso lo más sencillo, lo más simple es cambiar de sintonía. Hasta alguien sin estudios y sin graduado escolar lo entendería. ¡Simple! Cambias de emisora y te evitas tener que pasar por el sacrificio de escuchar y ver las cosas que ni compartes ni te gustan.
Pero como ya he dicho, cuando se trata con un psicópata, no nos engañemos más, la opción más inteligente es no ponernos a su alcance. Esas personas no sólo carecen de empatía, sino que su lógica es que si no eres como ellos creen que debieras ser, mereces ser linchado hasta morir. Lo único que una persona así nos puede hacer sentir es compasión. Le deseo de todo corazón que busque ayuda, que se haga consciente de su problema y que logre la paz y la felicidad que como ser humano se merece.
Mientras reflexionaba sobre estos hechos he recordado esta historia. Un día estaba Buda paseando con uno de sus discípulos, cuando de pronto una persona se les cruzó en el camino, se paró frente al maestro, lo tiró al suelo y se marchó. Buda se levantó y siguió caminando. El discípulo, que no podía creer lo que acababa de presenciar le dijo: “Maestro ese hombre le ha tirado al suelo y usted ni tan siquiera se ha girado para ver la cara de su agresor.” A lo que Buda contestó: “Hijo mío, eso, es problema suyo”.
Os deseo un maravilloso y feliz día a todos.
Si no lo tenéis, es problema vuestro… yo, ya os he deseado lo mejor.
Siempre con Amor,
Karen Alvarez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s