Excitotoxinas, El Sabor que Mata

Un objetivo egoísta es aquel que, al amparo de conseguir el mayor beneficio, no tiene ningún problema en poner en riesgo la integridad física e incluso la vida, de otros seres humanos.

Sabemos de sobras que el egoísmo psicópata de las grandes corporaciones es lo único que gobierna sus actos.

En esta interesante conferencia, el doctor Russell Blaylock habla de algo que muchas personas todavía desconocen a día de hoy: el daño, muchas veces irreversible, que las excitotoxinas presentes en nuestra alimentación habitual, causan a la salud de nuestro organismo.

Puro veneno que, inyectado premeditadamente en la alimentación humana, nos debilita al punto de hacernos dóciles y sumisos, cualidades indispensables de un “buen esclavo”.

Después de que un, ser humano esclavo del sistema, tenga que trabajar la mayoría de las horas del día para conseguir el dinero que le permita seguir “integrado” en la sociedad, no se me ocurre nada mejor que enfermarlo para que el tiempo que le queda “extra“, lo emplee en distraerse para olvidar el vacío de su miserable existencia de esclavo, y en obtener un poco de energía y salud para seguir “trabajando para el sistema“.

Podéis indignaros, enfadaros y protestar todo lo que queráis. Yo lo que veo, es un sistema altamente sofisticado que consigue con creces su objetivo: que no tengamos tiempo de plantearnos otra cosa que no sea cómo conseguir dinero a toda costa, o cómo conseguir salud para conseguir dinero a toda costa.

Por supuesto el objetivo final es no tener tiempo material ni energía suficiente para que no nos demos cuenta de que en realidad somos seres creativos de potencialidad infinita que no necesitamos de un sistema impuesto para el único beneficio de unos pocos, y del que somos sus esclavos.

Si estás enfermo es mucho más difícil que pueda ocurrir un despertar de la conciencia, y sí es mucho más fácil que estés triste y deprimido. Todo esto sin olvidar en ningún momento, el gran negocio que supone, la industria de la enfermedad.

Un plan perfecto, sin duda.

Espero que os resulte, por lo menos, esclarecedor.


Karen Alvarez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s