San Francisco de Asís

Dirigida en 1972 por Franco Zeffirelli, esta película sobre la vida de San Francisco de Asís, es algo sobre lo que deberíamos reflexionar largo y tendido.

Francisco era un chico normal, joven, juerguista y perteneciente a una familia de comerciantes adinerados. Cuando regresa, enfermo de la guerra, sufre una transformación. Una iluminación espontánea le hace darse cuenta del gran engaño al que todos a su alrededor, y el mismo hasta hace poco, se hayan sumidos. Los pájaros no necesitan ir a trabajar ni cumplir ningún horario para obtener todo cuanto necesitan para vivir. La felicidad no depende en absoluto de las posesiones materiales, todo lo contrario, nos la roban. Ayudar a los demás es nuestra verdadera naturaleza y la máxima expresión de nuestra realización como seres humanos.

No es necesario matar a ningún animal para alimentarse. Como el decía, “los animales son mis amigos y yo, no me como a mis amigos.”

Verdades que de tan sencillas, muchas veces, cuesta captar. Francisco de Asís fue un hombre de verdad. Sencillo, lleno de amor hacía sus semejantes y que practicó la verdadera renuncia de corazón. El renunció a todo odio y a toda esclavitud, aunque eso le implicara el que su propia familia y personas cercanas no lo entendieran.

Se reconoce a una persona santa, cuando otros se transforman con su sola presencia. Francisco ganó como seguidores a algunos de sus propios amigos, que abandonaron también su vida cómoda y placentera, por una de servicio desinteresado a los más necesitados. Y se ganó a una de sus más files discípulas y seguidoras, una chica de su ciudad perteneciente a la nobleza, que entregó su vida a la obra y caridad de San Francisco De Asís. Conocida como Santa Clara de Asís, fue la única mujer que lo acompañó en su misión de esparcir la luz del verdadero conocimiento a los demás.

Somos Cisnes

Cerca de donde vivo hay un lago donde conviven patos, cisnes y demás aves. Algunas veces, me siento en uno de los bancos que hay y los observo. No parece que vivan preocupados en absoluto. Si voy muy temprano, muchos de ellos todavía están con su cabecita apoyada en el lomo durmiendo. A media mañana comienza el espectáculo de verlos acicalarse. Por la tarde, sencillamente están. Se pasean de un lado a otro del lago, se dejan llevar, se acercan a comer el pan que los visitantes humanos les llevan. Nada extraordinario. Toda su vida es así. Da igual el día que haga. No importa si llueve, hace frío o ha salido el sol, ellos siempre se mantienen en el mismo estado de ser. Sin preocupaciones. Es como si en su genética no existiera el que haya que hacer algo para conseguir algo. No existe la sensación de necesitar alguna cosa y tener que realizar acciones para conseguirla. No capto ningún tipo de ansiedad en ellos. Como mucho, a ver quien coge antes el trozo de pan que alguien les lanza. No tienen nada que hacer. Ni tienen que ser nada diferente a lo que son: Cisnes pasando el rato. Pasándolo bien.

Creo que nosotros somos también como esos cisnes. Por alguna extraña razón que escapa a mi conocimiento, hemos llegado a un estado en el que falsamente creemos que somos algo más, que tenemos que conseguir algo o convertirnos en algo diferente. Y esa es nuestra prisión. Si pudiéramos sentirnos, como seguramente, se sintió Francisco de Asís, en el momento de su despertar, nos daríamos cuenta de que somos exactamente igual que esos cisnes que nadan y viven despreocupados en un lago cualquiera de Edimburgo. Sabríamos que todo cuanto necesitamos ya nos lo da la misma naturaleza. Entonces, sencillamente, disfrutaríamos del momento, ya sea que haga viento, sol, lluvia, frío o nieve. Todo se haya siempre a nuestra disposición.

Algún día este mundo estará lleno de muchos San Franciscos y Santas Claras de Asís. En ese momento, la falsedad que sigue sosteniendo nuestro mundo, desaparecerá, y todos volveremos a vivir como esos Cines que no necesitan más que un lago donde pasear felices y despreocupados.

Espero que la película os resulte tan dulce, enaltecedora, bella, sencilla y maravillosa, como me ha resultado a mi.

 

Karen Alvarez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s