Principio Básico Universal

Existimos dentro de un Universo poseedor de unas Leyes o Principios específicos. Vivir sin conocer estos principios nos lleva inevitablemente a la destrucción. Sin embargo, conocerlos y  aplicarlos nos asegura una vida próspera, creativa y feliz.

En 1998, mi maestra en el arte de la vida, Gurumayi Chidvilasananda, dulcemente me guió hacía la senda espiritual que desde entonces practico. Una de las enseñanzas básicas de este camino particular es el Principio o Ley Universal de que el espíritu es primordial, la mente o astral es secundario, y el cuerpo o materia, es subordinado.

Este pasado fin de semana volví a reescuchar esta enseñanza en el curso que se impartió en el dojo de Londres. Una de las cosas que el profesor dijo fue que si tan sólo pudiéramos llegar a comprender este Principio Básico Universal, la humanidad daría un vuelco de 180 grados.

Absolutamente todo cuando sucede tiene una causa espiritual, desde lo más simple a lo más complejo. Intentar cambiar algo que no nos agrada o que no consideramos justo, desde la única perspectiva mental o física, nos lleva irrevocablemente al fracaso, ya que el Principio que lo ha creado, motivado y hecho real, siempre procede del plano espiritual. Con esto no quiero decir que haya que dejar de hacer las cosas necesarias, para cambiar o mejorar una situación o a nosotros mismos, desde el ámbito mental o físico. Pero hacerlo sólo desde ahí, producirá un cambio únicamente en apariencia, pero no Real.

Es por eso, que tantos caminos para lograr el cambio interior fracasan. Si sólo se utilizan las herramientas de cambio físicas o mentales, la realidad interior seguirá siendo la misma. Lo primero que hay que resolver, en todos los aspectos humanos que nos conciernen, es la causa espiritual que los provoca. El día que realmente lleguemos a darnos cuenta de esta Verdad Absoluta y pongamos en práctica lo necesario para impulsar este Principio Universal, los conflictos habrán empezado a desvanecerse de nuestra realidad.

Aquello que conocemos como “milagros“, no son más que los mecanismos divinos que suceden, cuando esos Principios Universales son activados y puestos en marcha.


Karen Alvarez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s