The Abbey – Glastonbury

La abadía de Glastonbury, The Abbey, fue fundada por José de Arimatea, que llegó a las islas británicas en el año 63 de nuestra era, en honor a la Virgen María. Es una de las instituciones religiosas más antiguas de las Islas Británicas y su primer santuario cristiano. Cuenta la leyenda que el tío-abuelo de Jesús de Nazaret, trajo consigo el Santo Grial y aquí se haya escondido, en algún lugar de la mítica Avalon, donde se rumorea también, que Jesús vino de visita cuando era joven.

El lugar es muy amplio y se haya rodeado de unos fabulosos jardines. A medida que avanzaba el día en la misteriosa Glastonbury, se hacía más luminoso y resplandeciente. Me fascinó sobremanera lo monumental que era el lugar, no obstante en el medievo fue una de las más grandes abadías de Europa. No dejaba de sorprenderme por lo enorme de sus muros.

En esta foto se puede percibir lo grande que debió ser  la abadía

En 1191, los monjes benedictinos de la abadía se encontraron con una tumba que aseguraban pertenecía al rey Arturo y Ginebra, con la inscripción “Aquí yace el Rey Arturo en la Isla de Avalon”. El rey Eduardo III mandó trasladar los restos en 1278 cerca del altar mayor.


En la tumba del rey Arturo. Justo detrás mio se encuentran las ruinas de lo que fue el Altar Mayor

Una de las anécdotas que se cuentan es que cuando esta próspera abadía benedictina estaba gobernada por el abad Michael Whyting, de 80 años de edad, los hombres del rey Enrique VIII encontraron un cáliz que, dijeron, había sido robado del tesoro real. Como castigo el anciano abad fue colgado en la Tor. Le cortaron el cuerpo en 4 trozos que fueron llevados a las cuatro ciudades cercanas más importantes, mientras la cabeza permaneció en el atrio de la abadía.

La cocina del abad es el edificio que está en mejores condiciones. Dentro hay una exposición sobre cómo era la vida monástica. La cocina daba de comer a diario a 500 monjes

En el recinto se encuentra un museo muy interesante sobre la historia del lugar. Esta es una maqueta de cómo debió ser The Abbey

Una leyenda asegura que cuando José de Arimatea llegó a estas tierras, al apoyar su bastón para rezar, éste echó raíces y se convirtió en el espino sagrado de Glastonbury, que aún florece en Pascua y en Navidad en los terrenos de la abadía y frente a la iglesia de San Juan Bautista. Si venís a Avalon, no dejéis de visitar su abadía. Sin lugar a dudas, un lugar de lo más encantador y especial.

En uno de los espinos sagrados que circundan el recinto

Buscando información me he encontrado con una curiosidad que me ha llamado mucho la atención y que quiero compartir. En 1983 el psicólogo Peter Ramster, especialista en regresiones, produjo un impresionante documental para la televisión en el que cuatro mujeres de Sydney, que nunca habían salido de Australia, dieron detalles bajo hipnosis de sus vidas pasadas. Gwen MacDonald, una acérrima escéptica antes de su regresión, recordó una vida en Somerset entre 1765-82. Entre las cosas que recuerda está el hecho de que sabía que había dos pirámides en los terrenos de Glastonbury Abbey las cuales habían desparecido desde hacía mucho tiempo. Este es el artículo.

Os comparto el documental. Sólo lo he encontrado en inglés.

Fuente: articulosdemanuelvelascoportalnuevaera.com
Karen Alvarez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s